post

¿Cómo anda la seguridad en el home office de sus proveedores? P2

Siguiendo con esta lluvia de ideas publica sobre el cómo evaluar la seguridad en los entornos de home office de nuestros proveedores pero antes de adentrarnos en el primer tópico creo que es importante hablar un poco de los métodos más comunes de acceso remoto. Por eso dedicaré esta segunda parte a hablar un poco de cada una, no planeo entrar en detalles ya que sé que existe mucha información disponible sobre cada uno de ellos y apenas busco seguir con un poco de lógica esta serie de notas.

Los diferentes métodos de acceso pueden estar disponible tanto desde la perspectiva del BYOD como la perspectiva más convencional desde dispositivos corporativos. Sin embargo algunas generalidades se aplican de forma pareja:

  • Dependencia de la seguridad física de los dispositivos de usuario;
  • Se pueden utilizar variados tipos de servidores y de métodos de autenticación;
  • El utilizar cifrado no es un lujo es una necesidad, aunque en muchas soluciones la misma no esté habilitada por defecto;
  • Pueden permitir el almacenamiento de datos de manera permanente en los dispositivos de usuario;

Tunneling

 

Tunneling típicamente se establecen por medio de las Virtual Private Networks (VPN). Una vez que un túnel VPN se ha establecido entre el dispositivo del usuario y el VPN gateway de la compañía, el usuario puede acceder a la variedad de recursos que le este disponibles desde la red corporativa. Para hacer uso de la VPN los usuarios deben contar con el software apropiado en sus dispositivos o estar en una red que ya cuenta con un VPN gateway. Un cliente VPN se debe instalar en cada uno de los dispositivos mientras que el VPN gateway comúnmente corre en un solo servidor (desconsiderando temas de HA).  El mismo gateway se puede cargar con las diferentes tareas como autenticación, controles de acceso, entre otras funciones de seguridad.

Los túneles hacen uso de la criptografía para asegurar la confidencialidad e integridad de la información en tránsito entre el gateway y el dispositivos del usuario, sin embargo no ofrecen la misma protección en las comunicaciones entre el gateway y otros recursos de la red interna. Los tipos de VPN más comunes hacen uso túneles basados en Internet Protocol Security (IPSec) y Secure Sockets Layer (SSL). En algunos casos también se utiliza Secure Shell (SSH) Otro punto importante en este tipo de solución es que los datos en reposo van a residir en los dispositivos de los usuarios.

 

Portals

Poco menos común pero quizás bastante utilizado sin que los usuarios se den cuenta están los Portals. Básicamente son servidores que ofrecen acceso de manera directa a una o varias aplicaciones desde una interfaz centralizada. Comúnmente son interfaces web por lo que para muchos pasa desapercebido ya que a la percepción del usuario solo es un sitio web más al que acceden. En estos casos la aplicación “cliente” se instala en el servidor del portal y la misma se comunica con los servidores de aplicación correspondiente. Una importante diferencia entra los Portals vs VPN se encuentra el almacenamiento de los datos, en la gran mayoría de los casos los datos no permanecen en los dispositivos de usuario ya que apenas son desplegados de manera temporal desde el navegador. Implementado con las configuraciones adecuadas el acceso por medio de un portal puede lograr que la retención de datos de lado del usuario sea mínima.

Algunas soluciones de acceso remoto de tipo Portal que comúnmente vemos son los portales de VPN SSL. Otro tipo común son los denominados terminal server access, los cuales básicamente le ofrecen al usuario un escritorio virtual que simula un sistema operativo convencional. Quizás la opción más de moda en la actualidad dentro de este tipo son los virtual desktop infraestructure las famosas VDIs. Estas le permiten al usuario conectarse a máquinas virtuales (no simuladas). Las VDIs se han popularizado porque son muy prácticas para soportar el acceso remoto también en situaciones de BYOD aún logrando mantener la seguridad de las información corporativas que se resguardan en el ambiente virtual.

 

Remote Desktop Access

Esta quizás sea una de las opciones más populares en empresas de pequeño porte y también para uso personal. Básicamente son soluciones que nos permiten controlar de forma remota a otro dispositivo que se encuentra en la red corporativa de manera directa. Este escenario es común que se tenga control total del dispositivo y sus aplicaciones. Para este tipos de conexiones comunes, la conexión por medio directo de dispositivo a dispositivo y la conexión que pasa por un sistema intermedio. En este segundo escenario es donde encontramos soluciones populares como LogMeIn y TeamViewer. Mientras que para el primer tipo el caso más común son las aplicaciones que corren por medio del Remote Desktop Protocol (RDP) que si bien existe un “servidor” corriendo en el equipo remoto al que buscamos acceder, esta conexión no pasa por un servidor intermediario con el caso de los ejemplos antes mencionados.

Bajo este tipo de acceso le corresponde al software de remoto desktop proteger la confidencialidad e integridad de la comunicación, además de autenticar al usuario. Se encuentra también al nivel software en ambos puntos el cifrar la comunicación, por lo que desde el punto de vista la seguridad corporativa no es una opción muy bien vista ya que puede inhibir la capacidad de monitoreo del tráfico entre el dispositivo interno y el externo. Otra desventaja de este tipo de soluciones es que cada dispositivo que se habilite para acceso remoto deberá tener controles de seguridad implementados individualmente, lo que en el caso de los gateways de VPN suele ser menos complejo. Asegurar muchos vs asegurar a unos cuantos.

 

Direct Application Access

El último de los métodos nos permite lograr acceder remotamente a recursos sin la necesidad de utilizar software para acceso remoto. Se trata del acceso de forma directa a una aplicación. Bajo este concepto la aplicación debe proporcionar todo lo necesario desde el punto de vista de la seguridad (comunicación, almacenamiento, cifrado, control de accesos, etc). El ejemplo más común de este tipo de método son las aplicaciones de webmail. En este tipo de conexión es de suma importancia que las organizaciones identifiquen cuales aplicaciones tienen un perfil de riesgo bajo en caso de ser expuestas para acceso desde redes públicas.

En mi opinión personal todos convivimos con una mezcla de estos métodos en algún momento o aún lo hacemos. No existe un método perfecto, simplemente existen los métodos que cubren mejor con las necesidades de acceso y obviamente el nivel de riesgo que cada organización está dispuesto a aceptar. Para fines prácticos y bajo la idea de que la seguridad se debe implementar en capas, estos métodos se pueden combinar en algunos casos justamente para mitigar los niveles de riesgos a niveles aceptables.

En fin, esta ha sido la segunda parte. Para la siguiente nota empezaré exploremos más a detalle los controles de seguridad a nivel solución.

¡Hasta la próxima!

Photo by Svilen Milev from FreeImages

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *